shooting-laura

Como agencia de comunicación especializada en moda uno de nuestros proyectos más habituales es la realización de shootings. Un shooting es una sesión de fotos para mostrar los productos de una marca. Hoy hablamos de le las distintas tipologías de shooting y de todo lo que tienes que tener en cuenta para prepararlo.

Tipos de shootings para una marca de moda:

El tipo de sesión dependerá de nuestra estrategia de marketing y el objetivo que queramos alcanzar. Los tipos de sesiones que realizamos con más frecuencia son:

Shooting de producto: El artículo de la marca es el elemento al que se le otorga todo el protagonismo, ya sea como una simple silueta, enmarcado en un bodegón o en un lookbook con modelo.

Shooting de inspiración o editorial: Estas sesiones son más artísticas y su producción es más compleja ya que todo el contexto adquiere importancia y no solo la prenda. El objetivo es crear una atmósfera inspiradora.

Shooting corporativo: Muestra cómo se trabaja en la empresa: el equipo que la forma, el proceso de producción, las instalaciones… Sirve para humanizar la marca y mostrar una imagen más cercana a nuestro público.

Elementos a tener en cuenta para organizar un shooting

Pongamos como ejemplo que vamos a realizar un shooting editorial, el más completo y que requiere de una mayor organización. Te recomendamos que, antes de empezar, realices un moodboard de inspiración para focalizar tus ideas. Prepara los looks: No dejes nada a la improvisación, los diferentes looks deben estar perfectamente planificados antes de la sesión. Busca una localización: Un lugar acorde con el proyecto.

Ficha a tu equipo: Profesionales de fotografía, maquillaje y peluquería, modelos, videógrafos… Es posible que, además, necesites una serie de colaboradores y proveedores, sobre todo si necesitas atrezzo: flores, mobiliario, complementos… Realiza un fitting: Realiza una prueba de vestuario para asegurarte de que a los modelos les quedan bien las tallas de las prendas escogidas. Elabora una escaleta: Es el elemento fundamental para la coordinación del shooting, un guion técnico en el que están planificados todos los pasos con su timing correspondiente.